FALTA DE IDEAS O EXCESO DE ELLAS ( Problemas que van surgiendo cuando escribes)

para blog

Les pasa a todos los escritores.

A los de novelas, a los de microrrelatos, a los de poesía, a los escritores de blogs….

A mí, a ti, a todos vosotros ….a todos los que a través de las palabras queremos comunicar algo, sea una historia, un sentimiento, una sensación.

A menudo cuando escribo una entrada me pregunto qué puedo contar que le pueda servir de ayuda y orientación al que me lee, cuales son los problemas con los que se encuentra la gente ( también yo) cuando escribe.

Lo ideal siempre en la vida, en cualquier ámbito de la misma, es encontrar el equilibrio, y para esto nada mejor que disfrutar de lo que haces.

En ese equilibrio se mueven dos conceptos, la falta de ideas y el exceso de ellas, y ambos son un problema a la hora de escribir.

Tenías todo organizado para tu historia, te parecía que habías dado con la clave, está todo en tu cabeza, pero te falta la soltura, la pluma rápida, la manera de transmitirlo…y entras en un bloqueo creativo…¿cómo lo cuento? ¿qué enfoque le doy?….Escribes y no te gusta nada de lo que has escrito….es lo que yo llamo el exceso de ideas, estás tan ocupada tratando de transmitir lo que hay en tu cabeza que olvidaste disfrutar, y tan solo hay que recordar que se trata de eso, si el escritor no disfruta de lo que escribe poco disfrutarán los lectores porque la tensión en la pluma se nota en cada línea.

Otras veces es todo lo contrario, tuviste una idea, te parecía que era buena para desarrollarla, pero te quedaste aparcado en un punto del que no sabes como salir…y aquí, una vez más, según consejos de talleres, conferencias y expertos lo que se debe hacer es retirarte, leer a otros, ver como lo hacen, y OTRA VEZ, disfrutar de la lectura.

Es decir, y resumiendo para no atormentaros, cuando hay un EXCESO DE IDEAS que bloquea el proceso creativo hay que seguir escribiendo aunque no nos guste lo que nos salga…la peor entrada es la que no se escribe, la peor página es la que se queda en blanco. Llegará un momento en que si no abandonamos el hábito de escribir nos saldrá algo que sí estará a la altura.

Y cuando hay una AUSENCIA DE IDEAS lo que se debe hacer es tomar un tiempito y leer mucho, en algún momento surgirá eso que estabas esperando.

Les animo a que lo sigan intentando, y me animo a mí misma a seguir haciéndolo.

 

 

 

 

 

 

simbolismo.

Cat actitude nos habla en su blog del simbolismo, de como nos cubrimos de capas y de quienes somos realmente.
Comparto esta entrada porque me parece interesantísimo su artículo.
Recomiendo este blog porque habla mucho de la esencia de las personas, de lo que somos realmente y de como nuestras circunstancias pueden modificarnos.

cat actitude.

la excentricidad es bella, la mayor marca de individualidad, de creatividad. lograr marcar cada acto como propio, que el mundo sepa que ese simbolismo es tuyo… me encanta conocer a personas diferentes, de las que se nota la diferencia a partir de su originalidad, que recuerdas sus palabras por lo suyas que sonaron… por esas “entre líneas”: estamos llenos de señales, cada frase, fotografía, ropa, accesorio, libro… nada de eso nos define, solo define nuestro animo actual: es una señal. somos simbolismo, pedimos ayuda o amor, chillamos que no nos molesten entre esas líneas… nuestros gustos ayudan a expresarnos, no nos definen, pero son nuestra ventana abierta al exterior, señales e indicios de como funciona nuestro cerebro, nuestra forma de actuar. es curioso, en realidad, nuestros gustos nos ayudan a esconder nuestros pensamientos reales.

no queremos descubrirnos, o sí.

o queremos que nos descubran, o no.

Ver la entrada original

Como se hace una novela erótica.

love 2.pngPara poder escribir una novela erótica hace falta que domines dos cosas fundamentalmente:

  1. La trama
  2. El uso de la metáfora.

En cuanto a la trama: No creas que escribir una novela erótica consiste en señalar pechos y penes o como dos personajes se enardecen hasta consumar un acto sexual. Tiene que haber un buen fondo que justifique la historia que quieres contar. Como en toda novela si la historia falla da igual el lenguaje uses ni las mañas que te des. El lector es una persona inteligente y sabe de inmediato cuando le estás dando una buena historia y cuando la novela solo es una excusa para llegar al sexo.

Formas de conseguir una buena trama para una novela erótica:

.Los personajes no deben ser prototípicos. No al mujeriego que de repente se enamora, no a la muchacha tímida que florece bajo las manos de un libertino, no al supermacho y a la ninfómana…Recuerda que el erotismo forma parte de la vida de cualquier persona, tus personajes deben ser creíbles y tener un lado sexual que se acentúa y sublima ante el estímulo de la otra persona pero no caigas en el exceso.

2.Basar la historia en la relación de tus protagonistas. No hagas demasiadas tramas secundarias, este recurso es muy utilizado en otro tipo de género porque lo pide la historia, sin embargo, en una novela erótica no es un buen recurso ya que la intimidad de cada persona es algo muy personal con lo que no se suele dar lugar a conversaciones entre varios personajes ni a varias voces pensantes.

3. Una vez más el argumento debe ser bueno, recuerda que no se trata de pornografía, debe haber un conflicto sexual lo suficientemente importante para que se genere una tensión sexual creíble. En la novela erótica se debe partir de una cualidad sexual que justifique la historia…celos, inseguridad, un pasado que modificó el comportamiento sexual, soledad, prostitución, homosexualidad…esta cualidad debe ser desarrollada de modo que sea verosímil que cualquier persona pueda justificar un determinado modo sexual en su vida.

4.¿De dónde sacas las ideas? Pues de tus deseos, de tus frustraciones, de tus experiencias, de lo que hayas podido ver en otras personas, de como reconoces el deseo sexual, de lo que significa para ti, de lo que te gustaría hacer o que te hicieran….No nos engañemos, cada escritor pone un poco de su alma en todo cuanto escribe y con este género no es diferente.

love 1.jpg

Vamos a ver ahora el uso de la metáfora ( fundamental ) en una novela erótica:

  1. La metáfora amplia la visión imaginativa del lector, describe algo en base a su semejanza con otra cosa, permite tratar con delicadeza ciertas partes del cuerpo que llamadas con simpleza no producirían sublimación sino rechazo en un lector que no busca la excitación sexual explícita. EL mar de tus ojos, las perlas de tu boca, tus labios de rubí, su piel de seda, las coronas rosadas de su pecho, las gotas tibias de deseo…
  2. Intenta ser original con las metáforas. Nada está prohibido salvo resultar obsceno. En el ejemplo del punto anterior hemos visto metáforas bien conocidas…dientes como perlas, ojos como el mar…Si consigues ir más allá de lo conocido dará una sensación diferente y refrescante, por ejemplo…en lugar de sus labios de rubí… sus labios eran como dos trozos de pastel de jengibre…
  3. Úsalas para expresar el sabor y el olor. Es difícil explicarlo pero los cuerpos cuando se aman tienen ambas cosas y cada persona posee un olor y sabor distinto, para hacer metáforas referidas a estos conceptos tienes que probar con distintos ingredientes como si estuvieras cocinando y probaras nuevas especias. El olor no tiene porqué ser siempre dulce y embriagador, a veces es picante, penetrante, fuerte, suave, salado, exótico , y a cada uno de estos adjetivos les tienes que poner un “como” detrás.

Y por último , si es la primera vez que vas a escribir erótica, te recomiendo que empieces por relatos cortos. No creas que estás perdiendo el tiempo, de cualquier relato corto bien construido puede salir una historia con más consistencia, trata de ensayar el lenguaje y la trama primero en pequeños bocetos para ver como se te da.

Suerte si te decides.

Como siempre un placer estar con todos vosotros.

Entradas relacionadas.

Construyendo personajes especiales.

Cómo funciona nuestro cerebro cuando leemos.

¿Qué genero literario escoger?

 

 

Logofilia: Fascinación ( orgasmo) con las palabras.

books-1394336__180

Hola amigos de la blogosfera.

Hace unos días vimos lo que era la escriptofobia ( temor a escribir en público) , y como todo en la vida tiene dos caras, ahora veremos lo que es la logofilia .

La logofilia está dentro de las parafilias, entendiéndose estas como un patrón de comportamiento sexual en el que la fuente de placer no es la cópula en sí, sino alguna otra actividad que lo acompaña.

Las personas que padecen este trastorno sienten placer, sensualidad y ganas de hacer el amor ante el sonido de determinadas palabras y las imágenes que sugieren.

No hay que confundir este trastorno con leer una novela erótica y excitarnos al leer y ver impresas determinadas palabras, o a las imágenes que recreamos en nuestra mente al leerlas, ése sería un comportamiento normal ante un estímulo de tipo sexual, el logófilo no necesita que las palabras que lee sean de contenido erótico, su mente se activa sexualmente solo con la lectura de determinadas palabras que ellos asocian a un estímulo en concreto.

Estas personas no son desviadas ni perversas, es un trastorno de tipo sexual, no son personas agresivas ni abusivas, no hacen daño a nadie ni encuentran placer en recrear en otras personas el placer que sienten al leer.

Evidentemente el trastorno tiene un tratamiento que sería englobado dentro de los tratamientos médicos para las parafilias.

Ya vieron que el mundo de las letras da para mucho, para fobias, para filias, para placeres, pero no se asusten, la mayoría de nosotros leemos por el placer de la lectura y nada más.

Que terminéis de pasar un buen verano, quedan muy pocos días, aprovechadlos.

Entradas relacionadas

Escriptofobia: Cuando escribir en público da miedo.

 

Escriptofobia: Cuando escribir en público da miedo.

libro abierto Buenas tardes, amigos blogueros y visitantes.

Hoy quiero hablaros de este tema que relaciona ANSIEDAD, un mal cada vez más presente en nuestra sociedad, con el proceso creativo de la ESCRITURA.

La ansiedad tiene muchos caminos y muy diferentes, su base es siempre el miedo y ese miedo se puede instalar en cualquier rincón de nuestra vida y en los hechos más cotidianos.

20-cosas-si-amas-a-alguien-con-TDA-10

 

¿Puede haber algo más cotidiano para un escritor que escribir? Es totalmente natural en cualquier escritor llevar un cuadernito de notas para apuntar cualquier idea que se le ocurra, hoy en día tal vez sustituyamos el cuadernito de toda la vida por algún “artefacto” tecnológico, lo que no invalida nuestra costumbre de ir anotando las ideas.

Estás sentada o sentado tranquilamente en una cafetería y, de repente, sientes esa idea…es la solución que buscabas a tu historia, o el origen de una nueva, o ese hecho definitivo que necesitabas para hilar la trama…agarras tu cuaderno, o tu móvil, incluso en ocasiones puede ser una servilleta de papel del servidor de la cafetería, o la parte de atrás de un papel gastado, tu propia tarjeta de visita, yo he llegado a hacer algún apunte en el cuenco de la mano …y te anotas esa idea.

Este proceso, lejos de generar ansiedad, produce satisfacción en el escritor, y además les motiva para seguir escribiendo.

Pues, lamentablemente, ésto es algo que no podríamos hacer si padeciéramos escriptofobia, ya que la persona que padece este trastorno está incapacitada para escribir en público pudiendo sufrir un ataque de pánico si se fuerza la situación.

El término escriptofobia no se refiere únicamente a los escritores sino que cualquier persona que escribe, imaginen cuán limitante debe de ser para desarrollar una vida normal…estudiantes, trabajos, vida cotidiana …escribimos delante de otras personas cada día de nuestra vida, es algo tan natural que apenas caemos en la cuenta.

Los escriptofóbicos temen que las personas de alrededor los observen mientras hacen sus anotaciones, entienden el hecho de escribir como algo personal e íntimo y se sienten vulnerados en esa intimidad si lo hacen cuando alguien los puede observar. Su tratamiento, como en todas las fobias y temas de ansiedad, es el acercamiento gradual a la fuente que provoca miedo, es decir, estas personas tendrían que ir a lugares públicos, siempre acompañados e intentar escribir aunque nada más que fuera unas líneas.

He querido compartirles esta información porque todo en la vida tiene sus dos caras y, a veces, lo que más amamos puede ser la pesadilla de otra persona.

Los psicólogos repiten que expresar nuestros sentimientos a través de la escritura es terapéutica, más incluso, que transmitir estos sentimientos vía oral, ya que el tiempo que nos tomamos en la reflexión nos ayuda a ordenar nuestras ideas, que curioso que al otro lado exista una fobia que ni siquiera se puede aliviar por medio de las letras.

Un saludo para todos.

Entradas relacionadas.

El sonido de las palabras al escribir.

Somos alma y sentimientos.

Me hace mucha ilusión presentaros mi primer Ebook:Te prometo sampaguitas

 

 

 

 

Curiosidades :El primer perfume con olor a papel.

mujer oliendo libro.gif

¿Cuántas veces hemos extrañado ese olor al abrir un libro? Olor eterno que nos transporta siempre a algún sitio según sea la temática de nuestro libro y nuestra propia experiencia al leerlo, olor que volvemos a degustar con deliberada glotonería cada vez que volvemos a abrirlo, olor que parece no irse nunca por muchos años que tenga nuestro libro.

Yo recuerdo en mi infancia haber cogido los libros nuevos del colegio y aspirarlos para deleitarme con su olor a libro, de hecho yo siempre digo que soy rarita para el tema de los olores y que me gustan aromas que deberían embotellarse para sacarlos al mercado ; olor a tierra mojada, olor a lluvia, olor a mar, olor a corteza de árbol, olor a un día de viento….y ya no sigo porque terminaré diciendo cómo huelen las nubes como en el famoso anuncio, pero al hilo de lo que hablamos, uno de esos olores deliciosos para mi es el olor a libro.

Como si un hada madrina de esas que veía en mi infancia se hubiera acordado de mí, hoy se unen literatura y perfumería para crear ese olor fantástico e inolvidable.

gif para entrada

¿POR QUÉ? Pues porque una empresa de distribución digital de literatura asiática ha considerado que no había que darle a los lectores una excusa para rechazar el formato electrónico así que por la compra de sus libros digitales regala este perfume.

Ya sabéis que los asiáticos son la caña en innovar ideas y ,sobre todo, en hacerlas posibles. Ante el éxito de ventas un empresario alemán se propuso perfumar las tarjetas de descarga electrónica de sus clientes con la esencia pero no pudo comprarla porque se había agotado.

El perfume en cuestión se llama PAPER PASSION, podéis encontrarlo en cualquier buscador así como todas las noticias relacionadas.

paper-passion-perfume-wallpaper-karl-lagerfeld-01

Ya sabéis, el perfume de los amantes de los libros, ya nadie puede decir que no lee en digital porque extraña ese olor formado por la exquisita mezcla  de tinta, papel y aceites con los que había que untar ese papel para la impresión de la tinta.

Se me ocurre que también reproduzcan el sonido de las hojas al pasar ( yo también lo extraño) o algún método para recordar el tacto de las hojas deslizándose en los dedos…al tiempo, amigos.

Un saludo para todos y espero que la noticia les ilusione y les haga sonreír.

Si me lo consigo les comentaré.

Otras entradas:

El olor a tierra mojada.

Me hace mucha ilusión presentaros mi primer Ebook:Te prometo sampaguitas

 

 

El blog La doncella de la ola me pregunta sobre mi disciplina de trabajo.

Mileposdata nos cuenta su disciplina de trabajo para escribir su novela Herederos del mundo.
Psicóloga y escritora y , añado, encantadora.

MilePosdata

Hola, amigos. La doncella de la Ola es un blog muy interesante y ameno sobre recursos literarios. Me ha hecho unas preguntas concretas sobre la creación de mi novela, Herederos del mundo. Y se las contesto con muchísimo gusto. ¡Así que allá vamos! Aquí se las dejo:

4

  1. ¿Cuánto escribías al día? Mucho. Todas las horas disponibles. Inicié esta novela en vacaciones y tenía mucha disponibilidad de horario, así que podía escribir más de ocho horas seguidas. Cuando se acabaron mis vacaciones lo alterné con mi trabajo de psicóloga. Solía escribir muy temprano dos o tres horas antes de llegar a mi oficina. Al salir, otras tres horas en la tarde y lo mismo antes de dormir. Cuando amas tanto una labor, deja de ser trabajo y yo escribir lo hago con mucha pasión.
  2. ¿Cómo llegó a ti la idea? Soñé una escena. Al siguiente día me desperté y la…

Ver la entrada original 268 palabras más