Recomiendo: Tentaciones otoñales de Viviana Lizana Urbina.

Hola amiguitos blogueros, seguidores, seguidos y visitantes desde diversas redes sociales.

Creo que una de las obligaciones de cualquier persona a la que le gusta escribir es nutrirse de las palabras. Hay veces que nos apetece una historia que nos mantenga intrigados, con el corazón o la mente en vilo, tratar de adivinar cual será el siguiente paso del protagonista,  pasar de página en página, pero hay otras veces en las que solo deseamos deslizarnos en las palabras, en las sensaciones que éstas provocan, en la forma en que un sonido se une a otro hasta sumergirnos en un recuerdo, en una experiencia vivida…

Es así como llegué hasta TENTACIONES OTOÑALES ( pica en su título para leerlo), de nuestra compañera y , sin embargo, amiga ( que no es fácil despojados de toda hipocresía) Vivana Lizana Urbina, cuyo exquisito blog podéis ver pinchando aquí. En su blog Sintiendo las letras encontraréis muchos poemas que nos os dejarán indiferentes, porque si hay algo que no deja esta poetisa, es indiferente.

sensaciones otoñales

La portada hace honor a su contenido; dos jóvenes amantes que despiertan a la pasión y el deseo. Dentro encontraréis poemas llenos de tensión erótica pero también mucho sentimiento. Esta autora consigue ambas cosas sin resultar caótica, con palabras llenas de sonoridad logra  transmitir una exquisita sensación de piel y corazón que nos arrastrará. Y muy importante; en ningún momento resulta vulgar ni excesiva, tiene su punto justo de erotismo sin caer en un exceso innecesario.

Adjunto la sinopsis del poemario:

Segundo libro de poemas de la autora, donde vuelve a sumergirse sin pudor en las aguas revueltas de la pasión amorosa. Y lo hace sin salvavidas, pero sin ahogarse. Si quieres descubrir su secreto tendrás que leerla. Como siempre, sentimientos y pulsión erótica van de la mano, desplegando un exuberante abanico de sensaciones. ¿La acompañas en su viaje?

imagen-petalos

Después de esta sinopsis solo puedo decir que sí, que la acompañéis en el viaje, porque además en él descubriréis como cada poema va dando una dimensión distinta a esa pasión de otoño que nos narra, y llega un momento en que no tienes ninguna duda de que te está contando una historia escrita en verso.

Ella ha tenido la generosidad de ofrecerla gratis a sus lectores hasta el 12 de agosto, así que no os podéis perder esta maravilla.

Muchos éxitos a nuestra poetisa ¡¡¡

 

 

Anuncios

El sonido de las palabras al escribir.

Todo escritor ha de preguntarse que trata de transmitir y en base a su respuesta usar un vocabulario determinado.

¿Por qué?

Porque el sonido de las palabras influye en nuestro estado de ánimo de la misma manera que la música, porque eso son las palabras, música. No estoy diciendo ninguna tontería, aunque ya sé que lo parece, pero no es igual leer algo expresado en palabras de fonética suave que expresado en palabras de fonética dura.

Por ejemplo¨:

 El pétalo rozó con suavidad su piel erizándola de los pies a la cabeza – vs – La hoja tocó su piel y se estremeció.

¿No suena igual, verdad?

En la primera frase hay varias “z”  más acentuadas aún por la tilde que contienen en su sílaba. La “z” tiene una fonética suave que incita la sublimación del oído ( pezones, erizar, rozar, suavizar) Todas estas palabras son delicadas por el efecto de la z. Por lo tanto, si deseamos expresar algo de forma que incite la imaginación debemos usar esas palabras de fonética suave. Lo mismo ocurre con la “s” , con la vocal “i” y con la vocal “u”.

Por el contrario si lo que deseamos es ser escuetos y precisos sonidos como la “r” y la “j” lo consiguen. Usar en momentos de acción palabras de fonética dura son sinónimo de ligereza en la acción.

Espero que te sirva este pequeño truco para darle vida a tus escritos, ya sea en una escena de una novela, en un micro-relato o en poesía.

blog5