Creo que hoy nadie puede estar indiferente a lo que ha ocurrido en París ( o sí, porque hay tweets que hacen arder de vergüenza a cualquiera que tenga un poquito de corazón). Una joya gótica perdida, la tristeza de ver arder en llamas una catedral histórica que tanto arte ha inspirado en la literatura, en el cine, en la pintura… El arte es lo que tiene, engendra arte.

A mí me ha hecho ir muchos atrás cuando la visitaba.

Notre_Dame_de_Paris_DSC_0846w.jpg

No me voy a extender mucho porque tampoco se trata de aburriros con mi vida pero me pasó algo realmente curioso ( iba a decir especial porque para mí lo es pero después lo he pensado mejor y he decidido poner «curioso»)… Había viajado feliz e ilusionada pensando que el hombre con el que iba sería para siempre mi marido. Cito esto porque es importante saber que la vida te pone delante a las personas adecuadas y te va dejando pistas sobre como encontrarlas. Así que allá estaba yo, firmando en el libro de pedidos de Notre Dame (pedidos que no se cumplieron, dicho sea de paso) y , de repente, frente al que era mi marido, un italiano hermoso de cabello castaño claro y ojos azules me dijo señalándome con su dedo índice «española, valenciana» … juro que amaba a mi marido pero no pude dejar de mirar esos ojos durante largos segundos hasta que al final , con una risa tonta, incluso boba, dije «española, cartagenera»

El italiano puso cara de confundido, yo también porque me pregunté si tan estúpida había sido mi respuesta para que se quedara mirándome así, mi marido también tenía cara de confusión ( prefiero poner «cara de confusión» que «cara de gilipollas») y, por último para bingo, se acercó una italiana que lo agarró posesivamente, esta no tenía cara de confusión, esta tenía cara de «apártate de mi hombre, zorra» y para rematar el efecto lo llamó «amore»  y le dijo algo que yo no entendí dándole un beso en los labios (perra, esos labios son míos).

celosa.png

Al «entonces» mi marido se le quitó la cara de confusión y puso cara de empanado. La incursión de la italiana en la escena cambió el rumbo de los acontecimientos. No es lo mismo que a tu mujer se le acerque el italiano más guapo de la historia y tu te sientas pequeño a que en el contexto también haya una Sofía Loren espectacular. Siempre he pensado en el curioso papel que cada persona tiene en nuestra vida; por aquel entonces, por algún motivo que yo no entendía, la italiana me daba celos. Pobrecilla, ahora lo pienso y si no llega a ser por ella probablemente nos hubiéramos saludado intercambiando unas palabras y ahí hubiera quedado la historia. Pero sus celos le causaron una mala pasada. Ella estaba muy segura de que yo no era una rival para ella, os confieso que yo también. Pero lo cierto es que quizá fuera precisamente esa sensación la que me hizo comportarme con total naturalidad con aquella pareja e hicimos el resto del viaje juntos. Ellos vivían en Alicante y se trasladarían a mi ciudad en ese mismo año. Y esa primera toma de contacto ocurrió en NOTRE DAME.

mujer pelirroja

¿Y qué con esto, hija mía? Conociste a un buenorro italiano… vaya historia de mierda.

Pues es que resulta que unos cuantos años después el buenorro italiano  le dijo vai via a su Sofía Loren… que alegría pa’mi cuerpo Macarena… porque el buenorro vivía en mi misma ciudad y aunque nuestras conversaciones no iban más allá de un saludo , sospecho que la italiana no le daba mucho margen de acción, un día rompimos el hielo…¿y cuál fue la conversación que hizo nacer el amor?…. ¡Justo! Nuestra querida Notre Dame. 

 

 

París perdió ayer una hermosa joya que a mí me regaló un gran amor de cabellos dorados y ojos azules. Y como todo lo que tiene una buena estructura, sobrevivirá ,remontará de sus cenizas y volverá a erigirse como una reina siendo la protagonista no solo de muchas novelas como la de Víctor Hugo «Nuestra señora de Paris» , también seguirá siendo el escenario de muchas historias de amor en vidas anónimas como la mía.

Nota: Mi ex marido de ninguna manera era Quasi modo jajaja … que quede claro que era también muy guapo <3.

Un besazo para todos, si vais a la playa no olvidéis el protector solar.

 

Otras entradas

¿Por qué se usan pseudónimos?

Curiosidades :El primer perfume con olor a papel.

Los pergaminos de Byronia, la historia de un amor sin tiempo.

Con lo bonita que es y nadie la quiere …

 

 

 

 

 

11 comentarios en “Notre Dame me regaló un gran amor.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s