El fenómeno de las sagas literarias.

Aunque a priori pueda parecer otra cosa escribir una saga que enganche y cautive al lector no es una tarea fácil. Y digo que de entrada puede parecerlo porque una vez que nos ponemos a escribir surgen ideas, les vamos tomando cariño a nuestros personajes porque los entendemos, mucho más si los hemos perfilado bien y les hemos dado profundidad contando su historia personal y el porqué de sus actuaciones, y entonces, en ese proceso creativo nos tienta la idea de seguir tirando del hilo de uno de esos personajes y escribir su propia historia.

El peligro de escribir una saga es cansar al lector. Si tenemos éxito con nuestro primer libro querremos explotarlo al máximo y haber gustado una primera vez te facilita las cosas para una segunda entrega, sin embargo, hay que proponer una historia nueva sin perder la conexión con la anterior, la lectura de la segunda entrega y sucesivas deben de tener ecos de la línea general que trazamos en esa primera historia.

Sea que escribiéramos una novela de suspense, una de amor, una comedia…las siguientes entregas tienen que versar sobre esa primera idea pero contando algo diferente, como bien dije, no es tan fácil como pueda parecer en un principio.

Además los personajes ya conocidos por el lector tienen que regresar en las siguientes entregas mostrando como fue su vida, como evolucionaron.

Según la escritora Anne Perry hay algunos trucos a tener en cuenta para escribir una saga que enganche al lector:

1 . Si los personajes son los mismos en sucesivas entregas debemos mostrar como aprendieron con las experiencias y como afectaron estas a su evolución personal. Si nuestros protagonistas eran secundarios en nuestra primera entrega los primeros han de regresar ya maduros y ser un referente para nuestros nuevos protagonistas.

2.El universo en el que se mueve la historia debe ser el mismo. Era lo que hablábamos antes de centrar el tema. Se puede plantear una historia diferente pero el escenario debe cambiar solo lo suficiente para aportar frescura. Si de repente creas un ambiente totalmente nuevo para esta entrega el lector se sentirá decepcionada. De nuevo ayudan mucho los ecos de la primera novela.

3. El tema debe ser potente. No vale escribir cualquier cosita nueva porque vivimos de las rentas de un primer éxito, se acabó entonces tu saga, debes volverte a entregar y crear algo de lo que tu mismo te sientas orgulloso. Si hablabas de amor seguirás haciéndolo en una historia nueva, si hablabas de superación personal no dejarás de hacerlo porque de eso se trata tu saga, si hablabas de un hecho histórico volverás a centrar los acontecimientos con rigurosidad tal y como hiciste en tu primera novela.

Las sagas están de moda, aprovechen y exploren su creatividad.

 

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s