Primera persona versus narrador omnisciente

En los talleres literarios a menudo se pregunta cual de estos dos narradores es mejor para construir una historia.

Es una respuesta difícil de concretar porque en realidad ambos son buenos y cada cual sirve para un propósito, tal vez por éso cada vez hay más novelas que alternan diferentes voces narrativas. Hay quien toma esta licencia como el recurso de alguien que no tiene muy claro lo que quiere contar, y hay quien la toma como un dominio de las diferentes voces narrativas. Como todo en la vida hay a quien le parece brillante y hay a quien le parece mediocre. Yo solo puedo aconsejar desde mi humilde punto de vista que se usen los narradores necesarios, uno o varios, lo que pida la historia desde un principio, tiempo habrá de revisiones y de decidir, pero de entrada que este tipo de cuestiones no paralice la historia.

La diferencia entre ellos es que el narrador omnisciente tiene mucha más ventaja que el narrador en primera persona porque te da una versión global de la historia. El contrapunto a esta desventaja es que la primera persona consigue un tono mucho más intimista que hace que el lector se pueda mimetizar con los sentimientos de nuestro protagonista.

Vamos a ver las  cuatro diferencias básicas:

  1. El narrador omnisciente lo sabe todo, el narrador en primera persona es el eje de la historia y la información está sesgada, con lo  cual es mucho más fácil jugar con el factor sorpresa.
  2. El narrador omnisciente explica lo que está pasando sin entrar en valoraciones personales, en cambio la primera persona nos muestra su impresión y el lector la toma como propia, así que sentiremos el mismo rechazo, complicidad o admiración que nuestro protagonista siente por la situación o el otro personaje.
  3. El narrador omnisciente se identifica con el escritor, todo el mundo sabe que hay alguien ahí a quien no conocemos que nos está contando una historia y éso ,a priori, puede resultar frío, sin embargo, la primera persona nos muestra sus debilidades y fortalezas y de esta manera se puede construir muy bien la psicología de un personaje.
  4. Aunque en general escribir en primera persona es absolutamente subjetivo y es un buen paso para ganarse al lector hay una ventaja del narrador omnisciente sobre él, es mucho más fácil dar saltos en el tiempo y pasar de un lugar a otro que con una primera persona que solo puede explicar lo que hace ella en su lugar y en su tiempo.

Para decidir con que voz se identifican o con cual se sienten más cómodos a la hora de escribir se suele plantear un sencillo ejercicio.

Escriban un relato corto, como mucho cinco folios, y háganlo en las dos voces, después vuelvan a leerlo y comprueben cual fue su estado de ánimo al escribirlo, con cual se sintieron más relajados, que voz dijo más cosas y aportó más información al lector, de cual se sienten más satisfecho.

Este tipo de ejercicio se hace varias veces con diferentes relatos para llegar a la conclusión de que hay historias que requieren por su contenido un narrador omnisciente y otras en la que se consigue expresar mejor con una primera persona.

 

Para ponérselo fácil si deciden practicar el ejercicio les pongo dos ejemplos:

  1. Escriban en ambas voces como su protagonista se enfrenta a una fobia.
  2. Escriban en ambas voces como una persona escapa de la policía.

Comprobarán que cada una de las historias pide una voz distinta.

Espero les sirva de ayuda y gracias por su tiempo.

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s