Generando tensión sexual en la novela.

 

La tensión sexual es ese ambiente en torno a dos seres humanos que se gustan  y atraen  pero que no pueden tener contacto físico por algún motivo, sin embargo, basta una mirada, un roce discreto o una frase para que les recorra una descarga eléctrica y toda esa energía que mantienen contenida pueda llevarlos a un apasionado encuentro sexual.

El lector debe estar deseando que haya ese encuentro en cada una de las escenas en las que se genere esa tensión.

 

No es fácil mantener esa constante a lo largo de toda una novela, por lo tanto, desde mi punto de vista hay que tener en cuenta varias cosas:

  1. El motivo por el que los personajes no pueden tener ese contacto físico debe ser importante. No debe ser algo anodino, no vale una simple timidez, una cierta inseguridad, ni siquiera los valores más férreos de los personajes ( éste motivo es importante, dirás, pues no, la vorágine del amor no entiende de valores, si se caen en la vida real figúrate en una novela) debe haber algo realmente serio que impide que los personajes den rienda suelta a su pasión.
  2. La atracción sexual entre ellos debe quedar clara desde el primer momento. Debe haber una primera escena en la que ambos se conocen y , sin saber aún que habrá un motivo que les impedirá estar juntos, se devorarán con la mirada, con las palabras, con el olor que transmiten al otro. No se trata de que sean dos animales a punto de copular, se trata de que quede claro que si no se vieran interrumpidos por algo ( persona, cosa o situación) acabarían uno en los brazos del otro.
  3. Al menos uno de los dos personajes ha de ser un alfa, es decir, un hombre alfa, o una mujer alfa, incluso podrían serlo los dos. Tiene pase que uno de los dos sea alguien que no llame demasiado la atención siempre y cuando esto sea circunstancial y evolucione a lo largo de la novela hasta convertirse en el hombre o la mujer lleno de potencial que todos queremos leer. Como ejemplo puedes ver cuantas historias hay en las que ella es una joven tímida pero cargada de erotismo en las manos del hombre adecuado. Si decides que sea él el poco carismático te estás complicando la vida un poquito más, porque él tendrá que FINGIR que es poco carismático por algún motivo. El juego de roles es muy importante en la tensión sexual. Particularmente  me gustan más las historias en las que ambos son alfa.
  4. Cuidado con alargarlo demasiado. La tensión sexual no se debe resolver en el último capítulo. Debes encontrar el momento justo para que el resto de las tramas también se resuelvan. Para mi el antepenúltimo capitulo es un buen lugar.
  5. Y sí, debe haber sexo. El encuentro sexual completo es algo que tienes que ir hilvanando poco a poco , pero se debe aderezar con besos robados o incontenibles, tocamientos, situaciones de alto erotismo, desnudos casuales…

Para aprender a generarlo se debe leer mucho desde un punto de vista crítico, esto es, ¿cuándo comienza este autor la tensión sexual? ¿cuántas veces a lo largo de la novela genera escenas de tensión sexual entre los personajes?¿de qué manera lo hace? ¿cuál es el motivo por el que los personajes , a pesar de desearse, no pueden estar juntos?

Si quieres añadir algo o te parece que pase por alto algún punto importante estaré encantada de escucharte.

Os deseo buena lectura y buena escritura.

.

Anuncios

7 comentarios en “Generando tensión sexual en la novela.

  1. El típico caso de X Files, te tiene 9 temporadas generando tensión sexual entre sus idas y vueltas, en donde de cierta manera satisface al espectador, pero nunca son concluyentes o explícitas, junto con la evolución de la protagonista hasta que se convierte en mujer alfa y ambos quedan a la par, dos de las tantas razones por lo cual resultó ser una serie tan exitosa.

    Le gusta a 1 persona

    • Yo creo que la tensión sexual es algo que nos engancha tanto en el cine, como en televisión y literatura, y casi siempre tiene éxito asegurado quien domina bien el arte de generarla.
      Los tiempos aquí son importantes, no puede quedarse corto pero tampoco alargarse demasiado porque el lector/espectador puede llegar a cansarse de esperar una resolución que nunca llega.
      Gracias por leerme y por tu comentario 🙂

      Le gusta a 1 persona

      • Si, alargarlo puede ser un error en muchos casos. Lo que resulta muy difícil de resolver es qué pasa luego de ése punto crítico o clímax, a veces muchas pelis, libros, series se centran tanto en esto que olvidan seguir un argumento de fondo y allí es donde fracasan.

        Le gusta a 2 personas

  2. Muy buenos tips, como siempre, pero en cuanto a los roles sexuales, aunque te concedo toda la razón en cuanto a su popularidad, yo no puedo dejar de ser yo al escribir y estoy totalmente en contra de los roles sexuales.

    Leyéndote me analizo y encontré que en mis dos novelas, aunque empiezo con los hombres como machos alfa, acaban por cambiar; también me voy un poco a lo “clasico”, en la vida real, el “príncipe” que se convierte en “sapo”, al contrario de los cuentos de hadas, en los que el “sapo” se convierte en “príncipe”, en cambio las protagonistas crecen, se empoderan y acaban por ser más independientes.

    Me gusta leerte, gracias por tus tips.

    Abrazo de luz.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s